¿Qué es una API y cómo puede beneficiar a tu hotel?

Debido a los procesos de transformación digital que viven las empresas alrededor del mundo, y su necesidad de crear experiencias digitales que respondan a los requerimientos de consumidores y socios, la adopción de las APIs ha crecido significativamente en todas las industrias. De hecho, cifras del directorio ProgrammableWeb  evidencian que, en enero de 2018 se registraron cerca de 19.000 APIs, y que el número de estas se ha venido incrementando desde 2014 a un ritmo de 2.000 por año.

Pero ¿qué es una API?

Las APIs, o interfaces de programación de aplicaciones (application programming interface), hacen referencia al conjunto de comandos, funciones y protocolos informáticos que hacen posible la comunicación entre dos software, permitiéndole a los programadores utilizar funciones predefinidas de una de ellas para interactuar con otros sistemas, sin la necesidad de escribir el código desde cero.

En otras palabras, las APIs permiten a los desarrolladores utilizar funcionalidades específicas de ciertos programas mediante el uso de piezas de código (API) ya creadas. Así, por ejemplo, si necesitas incluir un chatbot en la página Web de tu hotel, no tienes que desarrollarlo: simplemente lo insertas mediante una API. Otro claro ejemplo del uso de APIs es cuando quieres compartir algo desde un sitio Web y te vales de un botón del tipo «compartir en…» para hacerlo.

¿Cómo aportan las APIs a un hotel?

Gracias a las APIs, puedes integrar -en un solo sistema o aplicación- diferentes software que aseguran el buen funcionamiento de todas las operaciones de tu hotel, conectándolas entre sí para compartir -en tiempo real- información importante para optimizar las operaciones, como tarifas, reservas, disponibilidad de habitaciones, clientes, etc.

Por ejemplo, es posible vincular entre sí el sistema de gestión de reservas, PMS, CMS, CRM, sistema de contabilidad o software de mantenimiento -entre otros- y manejar toda la información desde una misma aplicación, pudiendo recibir los datos en una app de monitoreo en tu smartphone.

De esa manera, puedes gestionar tu hotel eficientemente, hacer un seguimiento de todos los procesos y crear mejores estrategias de revenue management. Además, reduces la dependencia con otros partners tecnológicos.

Al final, todo esto deriva en: 

  • Procesos más eficientes en las operaciones del hotel. 
  • Mayor agilidad. 
  • Reducción de costos. 
  • Mayor personalización en el contacto con el huésped. 
  • Aprovechar los datos para optimizar la experiencia del cliente. 
  • Proporcionar los datos correctos en el momento adecuado a un usuario específico.
  • Reducción de los tiempos de respuesta en la carga de datos en una interfaz. 
  • Automatización de procesos dentro de las aplicaciones. 
  • Posibilidades de innovar.

Un gran ejemplo de cómo usar las APIs en una página de hotel son los motores de reserva. Mediante una sencilla integración a través de código específico, puedes colocar en tu Web un módulo que le permita a los clientes saber -en tiempo real- qué habitaciones hay disponibles y cuáles son las tarifas para ellas, así cómo apartar las que sean de su gusto. A su vez, también puedes recibir y procesar los pagos online de tus clientes. 

En ambos casos, optimizas la experiencia del cliente al simplificar el proceso de reserva y pago de habitaciones, evitándole la necesidad de llamar para revisar disponibilidades, pagar a través de otros medios, etc. 

Sin duda, si quieres que tu hotel se sume a la tan necesaria transformación digital, tendrás que recurrir a diferentes APIs que te permitan construir una experiencia de calidad para el cliente y optimizar los procesos del negocio.

Banner Web Cómo Mejorar los Servicios de tu Hotel

Deja un comentario